Región de Banat y Crisana, en Rumania

Oradea en la región de Banat

La región de Banat y Crisana, en el oeste de Rumania, tiene una identidad regional y una diversidad étnica que maravilla a todos los visitantes. Banat incluye los condados de Timis y Caras Severin y parte de los condados de Arad y de Mehedinti, mientras que Crisana incluye varios pueblos, como Oradea, Beius, Simleul Silvaniei y Carei.

De todos ellos son tres las ciudades que sobresalen y que nos proporcionan una idea del pasado de la región y de su colorida tradición. Arad, Oradea y Timisoara, capital de Timis, congregan la mayoría de los atractivos turísticos de la región. Timisoara siempre ha sido una ciudad cosmopolita, frecuentemente denominada «la pequeña Viena». Una importante ciudad comercial y universitaria, Timisoara cuenta con plazas, parques y jardines, elegantes boutiques, cafés, restaurantes y un gran despliegue de la arquitectura de la Secesión vienesa.

Atracciones culturales incluyen el Museo de Banat, con sus exposiciones de arte, historia natural y etnografía, el Museo Village, el jardín botánico, la Orquesta Filarmónica de Timisoara y la ópera. Entre los lugares de interés histórico están las ruinas de la Fortaleza de Timisoara, el Castillo Huniade, el Palacio Dicasterial, el antiguo ayuntamiento y el Palacio de Justicia.

Vista aerea de Timisoara

Vista aerea de Timisoara

Al norte de Timisoara encontramos la ciudad de Arad con su ayuntamiento, el Palacio Cenad, una fortaleza turca original (construida en 1550 y reconstruida en dos ocasiones en los siglos 17 y 18), el Palacio de la Cultura y la Cámara Filarmónica del Estado.

Oradea es uno de los pueblos más pintorescos de Rumania occidental, así como un importante centro cultural. La mayoría de sus casas tiene fachadas ricamente decoradas de color rosado pálido, verde, azul y blanco. Podemos dar un paseo por el centro antiguo y visitar el Museo de los ríos Cris (Crisul Alb, Crisul Negru y Crisul Repede), ubicado en un espléndido palacio barroco de 1770 con 365 ventanas modeladas del Palacio de Belvedere en Viena.

La mezcla única de herencias arquitectónicas y culturales de Banat y Crisana, deriva del hecho de que durante siglos los rumanos han vivido aquí junto con los alemanes, serbios, húngaros, checos, eslovacos, búlgaros y ucranianos. La región es rica en tradición y folclore, y desempeña un papel muy importante para la historia de Rumania, que se puede ver en los pueblos y ciudades. El área era tradicionalmente de Hungría, pero después de la Primera Guerra Mundial se trasladó a Rumania, a pesar de su población predominantemente húngara, y hasta ahora tienen más en común con Subotica, en Serbia, y Szeged, en Hungría, que con el resto de Rumania.

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Rumania



Comentarios (1)

  1. Quinqui dice:

    Crisana está al Sureste de Rumanía ?? de verdad has visto el mapa de ese país ?

    Oradea, Arad y sobre todo Timisoara son pueblos ?? Madre mía, no he podido seguir leyendo….

Deja tu comentario