Valaquia, los orígenes de Rumanía

Biertan Valaquia

Valaquia, antiguo Principado de Valaquia (entre los 14 y los siglos 19), es una región histórica situada en la parte sur de Rumania. Con una combinación única de atracciones históricas y naturales promete tener una experiencia diferente cada día.

La región está dividida en dos subregiones separadas por el río Olt: Oltenia en el lado occidental y Muntenia en el lado oriental. Está situada en la parte montañosa al sur de los Cárpatos y bordeada por el río Danubio en el oeste, sur y este.

Un poco de historia de Valaquia

Valaquia fue fundada en 1290 por Radu Negru como un estado feudal, con lealtad a Hungría. Pero en 1310, el Duque rumano Basarab I aprovechó el final de la dinastía Arpad de Hungría y se negó a seguir pagando tributos de vasallaje al reino. Después de una batalla en 1330 para recuperar el territorio, el rey Charles I de Hungría fue derrotado por las fuerzas de Basarab. Basarab, fue nombrado Príncipe Basarab I, y el estado se convirtió en el principado independiente de Valaquia. En 1415, Valaquia aceptó la soberanía del Imperio Otomano, lo cual duró hasta el siglo 19. En 1859, Valaquia y Moldavia (otro principado del Danubio) se unieron para formar el estado de Rumanía.

La región es conocida desde tiempos romanos, cuando los primeros baños termales fueron abiertos en la hoy ciudad de Herculane. Vlad el Empalador, famoso también bajo el nombre de Drácula, gobernó la región durante varios años y está enterrado aquí. El único estilo arquitectónico rumano puro (estilo Brancovenesc) fue iniciado en Valaquia y todavía se pueden ver varios edificios en este estilo, siendo el más famoso el monasterio Horezu, catalogado por la UNESCO como Patrimonio Cultural Mundial. Todavía hay varios monasterios e iglesias únicas en esta región, como el monasterio Manole en Curtea de Arges, donde está sepultada la familia real, o el monasterio Dintr-un lemn, hecho en madera.

Monasterio de Horezu

Monasterio de Horezu

La región histórica de Valaquia es la más desarrollada, tanto desde el punto industrial como agrícola, con una exquisita calidad en los suelos y con uno de los mayores yacimientos de petróleo en Europa. Bucarest, la capital del país, es la ciudad más importante de la región. Allí uno puede disfrutar de las atracciones de la «Pequeña París», de su casco histórico, admirar la universidad más grande de Rumanía, o asistir a uno de los conciertos que se realizan en la casa de Ópera de Rumanía o en el Ateneo Rumano, y por supuesto disfrutar de la vida nocturna de la ciudad más grande de Rumania.

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Rumania



Deja tu comentario