Varazdin y el norte de Croacia

Castillo de Varazdin

Al norte de Zagreb, Croacia nos descubre otro paisaje lejos de las plácidas riberas del Adriático. La cuña croata entre Hungría y Eslovenia ruraliza el territorio. Al mismo tiempo, quién lo diría, ofrece perspectivas barrocas que afirman un pasado bajo los efluvios austriacos de los Habsburgo.

Zona de bosques y colinas, abundante en castillos sobre todo en el oeste, dulcificada por la cuenca del río Drava, la capitalidad histórica de la región septentrional de Croacia pertenece a la ciudad de Varazdin, hoy urbe de apenas 50000 habitantes. Varazdin mantiene esa atmósfera rural que caracteriza la región pero imprimiéndole un toque más refinado.

No en vano se la llama ciudad del barroco y pequeña Viena. Es, por lo tanto, una localidad despierta desde el punto de vista de las representaciones artísticas. Y la música es la protagonista indiscutible cuando llega la estación otoñal, con la celebración del festival internacional de música barroca. Entonces, el fantasma tripudo del genio de Bach recorre salas e iglesias para llevar ambrosía a los oídos en forma de armonía matemática e interpretaciones sublimes de clave.

El centro histórico de Varazdin se conserva dieciochesco, pese a un incendio importante sufrido hace más de 200 años. Sus palacios y templos religiosos nos recuerdan cuánta razón tenía el poeta al afirmar que cualquier tiempo pasado fue mejor. El palacio del ayuntamiento con su torre blanca marcando las horas es el edificio de referencia de la plaza central.

Las iglesias que tienen mayor interés son las de San Nicolás y la de San Juan Bautista. Pero si de individualizar se trata, la referencia más importante de Varazdin es su castillo, el castillo-palacio de Erdödy que alberga un museo con variopintas colecciones.

Toda la región norte de Croacia es rica en balnearios y pueblos termales. Así también en los alrededores de Varazdin se encuentra su famoso balneario, las bondades de cuyas aguas se conocen desde época prerromana.

Desde allí se podría intentar una escapada al este, dirección Eslavonia, región croata rica en viñedos y productos agrícolas, fronteriza con Serbia. Pera esa, amigos, es ya otra aventura.

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Croacia



Deja tu comentario