Kernavė, paisaje e historia en Lituania

kernave

Kernavė, un complejo de 5 montículos de defensa único en los Estados Bálticos y la primera capital de Lituania, es un lugar excepcional que revela una desaparecida civilización, cultura antigua, y los períodos más importantes de la historia lituana.

La ciudad fue incluida en la lista del Patrimonio Mundial en 1994 y hoy en día es un rincón maravilloso de Lituania, donde se puede sentir el poder del pasado en ese lugar.

Este es el único lugar que revela perfectamente la prehistoria de los bálticos y el comienzo de Lituania. Únicos vestigios de diferentes culturas que datan del siglo 10 AC hasta la Edad Media se pueden encontrar en Kernavė. En el siglo 13 era una ciudad feudal de gran importancia formada alrededor de los montículos de defensa, pero en 1390, durante un ataque de los cruzados, Kernavė fue completamente destruida.

Kernavė ha sido habitada por un período especialmente largo y abarca una gama excepcionalmente amplia de culturas. La gente ha vivido en este sitio hace 11.000 años y no han dejado de hacerlo hasta el día de hoy. Además, los restos arqueológicos del sitio han sido particularmente bien conservados y desde hace 30 años se han establecido unas intensivas investigaciones arqueológicas.

Una reserva cultural se creó para proteger el lugar, el cual ocupa casi 200 hectáreas y sigue proporcionando información valiosa. El Museo de Arqueología e Historia en Kernavė contiene los hallazgos arqueológicos que se han descubierto allí.

El elemento más importante del área que comprende la reserva es el impresionante sistema de defensa. Se compone de una cadena de cinco colinas con fortificaciones de madera que formaban un complejo integrado de defensa en los siglos XIII y XIV. Al pie del complejo de defensa, está el valle Pajauta, uno de los territorios más valiosos de Lituania desde el punto de vista arqueológico. Una capa de depósitos desde el río Neris revela antiguos asentamientos de distintos períodos.

Hoy en día Kernavė, con apenas 200 habitantes, descansa en paz en la orilla del río Neris, a 35 kilómetros de Vilna. Para algunos Kernavė es el comienzo de la condición de Estado de la población lituana, la cuna de la tribu del Báltico. Para otros es el sitio con los más bellos paisajes de toda Lituania, que irradian un aura especial. La combinación de los montículos de defensa, los bosques espesos y el agua plateada del río Neris crea una imagen natural inolvidable.

Foto Vía: PhillipC

Imprimir

Etiquetas: , , ,

Categorias: Lituania



Deja tu comentario