Sveti Stefan, resort de lujo en Montenegro

sveti stefan

Montenegro es un país famoso por su belleza. Sus altas montañas, bosques milenarios, playas y lagos de agua cristalina lo hacen merecedor del título de perla del Mediterráneo. Pero sin duda, entre tanta belleza, una de las imágenes que más se asocia con Montenegro es el islote llamado Sveti Stefan, un lugar insólito y único. Anteriormente era un pueblo de pescadores y hoy día es un famoso centro turístico en Montenegro.

Según cuenta la leyenda, la isla fue fortificada por paredes para que las familias de las aldeas adyacentes, pudieran encontrar refugio contra los ataques turcos y piratas. Según la leyenda, el establecimiento fue fundado después de que la tribu Pastrovici se apoderara de un tesoro turco.

Debido a su ubicación, Sveti Stefan poseía una importancia estratégica y comercial en la época de la República de Venecia, cuando el comercio era animado. Hacia el final del sigo 19 fue perdiendo importancia cuando los habitantes, en su mayoría pescadores, comenzaron a emigrar.

Durante las guerras de los Balcanes sólo aproximadamente treinta familias todavía vivían en la isla. El restablecimiento completo ocurrió en 1955 cuando la isla fue totalmente renovada y se convirtió en la ciudad-hotel más insólita del mundo. Las calles, paredes, techos, fachadas conservaron su aspecto antiguo, mientras que el interior de las casas adquirieron instalaciones modernas, dejando una combinación atractiva de un exterior antiguo y un interior suntuoso, destinados a la industria turística de lujo.

El interior de la ciudadela está hecho de calles curvas y estrechas. También hay pintorescas plazas y tres iglesias: la iglesia de San Esteban, situada en el punto más alto de la isla, la iglesia de Alexander Nevski, y una más pequeña dedicada a la Transfiguración, en la entrada de la ciudad.

A principios de 2007, Amanresorts, un operador de resorts de lujo con sede en Singapore ganó un contrato de arrendamiento de Sveti Stefan, junto con Miločer y Kraljičina por un período de 30 años. La isla fue posteriormente cerrada para comenzar trabajos de remodelación, pero desafortunadamente con la crisis financiera global, el proyecto no pudo conseguir la financiación necesaria para continuar con la construcción de la isla y más bien se centraron en la primera fase: la planificación logística y técnica y en la completa reconstrucción de Villa Milocer, antigua residencia de verano de la reina Marija Karađorđević y hoy día una elegante mansión de piedra situada en una playa de arena rosa.

En la actualidad, la isla está experimentando una transición para convertirse en la segunda fase de la remodelación de Sveti Stefan. Aunque está cerrado, las playas del norte y sur de la isla están abiertas al público.

Foto Vía: Einer flog zu Weit

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Montenegro



Deja tu comentario