La bella Eslovaquia, de Levoca al castillo de Spis

sello-de-levoca

Levoca (en español suena levocha) y Kezmarok son probablemente las dos localidades con mayor «bonitura» de la mitad oriental de Eslovaquia. Nuestro destino hoy es únicamente Levoca, que nos permite, por lo demás, acercarnos también al vecino (menos de 10 Km) castillo de Spis.

Levoca fue durante mucho tiempo la cabecera de la región histórica de Spis, fuertemente germanizada por población sajona. En el siglo XV se construyeron las murallas que todavía se conservan, junto con un par de puertas. Pero el punto de emanación estética e histórica de Levoca habrá que buscarlo en la central Plaza del Maestro Pavel (Namesti Majstra Pavla).

Es en parte por este entorno que la ciudad fue recientemente galardonada con el sello de calidad de la Unesco (que para algunos corre el riesgo de devaluación en virtud de tanto prodigarse…empero, nosotros creemos que, en esto, lo mejor es ser conservadores y si gracias a pertenecer a una lista de Patrimonios las autoridades van a mimar sus edificios históricos, ¿por qué no ampliar el catálogo?).

castillo-de-spis

Aunque, para ser más exactos, lo que se hizo con Levoca fue incorporarla a un conjunto ya reconocido y que incluye, entre otros, al castillo de Spis. Antes de salir de la plaza del Maestro Pavel,sin embargo, seremos muy cuidadosos en admirar el Ayuntamiento renacentista, hoy sede del museo de la región.

Los soportales y pórticos de la plaza son una maravilla cuyos detalles merece detenimiento. La casa Thurzov fue restaurada en el siglo XIX, y eso explica su fachada neoclásica. La iglesia gótica de Santiago aporta el resto: el retablo de su altar mayor es una impresionante obra debida al mayor artista local de la época, Pavol z Levoce (Paul von Leutschau). Efectivamente, es quien da nombre a toda la plaza.

La excursión a Levoca debe finalizar como os decíamos al principio, con una visita al castillo de Spis, que señorea altivo la colina a cuyos pies yace la localidad de Spisske Podhradie. Inicialmente construido en época románica, con murallas exteriores e interiores, las reformas ulteriores han abierto paso también al gótico, visible en una de las capillas. Es, sin lugar a dudas, uno de los recintos defensivos más grandes de Eslovaquia y, a mayores, de esa parte de Europa.

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Eslovaquia



Deja tu comentario