Koprivshtitsa, pueblo con encanto en Bulgaria

koprivshtitsa

Koprivshtitsa es un pueblo pequeño y pintoresco en el corazón de la montaña Sredna Gora. Está situado a 110 km al sureste de Sofía y 80 km al noroeste de Plovdiv. El pueblo es un verdadero museo etnográfico de la arquitectura del Renacimiento búlgaro y es también un testimonio vivo de la lucha de Bulgaria contra la dominación otomana al final del siglo 19. Un número de búlgaros de renombre han nacido allí.

Cerca de 400 edificios de importancia arquitectónica e histórica están protegidas por decreto del gobierno, algunas de ellos son iglesias restauradas y casas-museo que contienen fascinantes colecciones de decoración y utensilios de antaño.

Seis de las casas convertidas en museo las podemos visitar en un paseo por las calles empedradas de Koprivshtitsa. Las casas-museo de Liuben Karavelov, Todor Kableshkov y Georgi Bemkovski mantienen muchos hechos interesantes y documentos sobre la vida y obra de los grandes revolucionarios de Bulgaria.

Dentro de las casas de Oselkova y Lutova los visitantes podemos sentir la atmósfera de la casa típica de Bulgaria. La casa museo del gran poeta búlgaro Dimcho Debelianov se esconde entre los dos grandes pinos y si se cruza la puerta del patio interior se comprenderá su verso «¿Te acuerdas del patio silencioso».

Las casas antiguas (pero renovadas) de Koprivshtitsa son pintadas en colores vivos diferentes (amarillo, naranja, rojo, azul, verde) con sus paredes de piedra que se elevan por encima de la tierra, cubiertas con hiedra y geranio salvaje y cerca de jardines llenos de flores.

Las paredes se construyeron gruesas y altas por razones puramente prácticas, es decir, durante el Imperio Otomano, esto se hizo a fin de impedir que las mujeres búlgaras fueran vistas y posiblemente perjudicadas por soldados turcos. La altura de las paredes también aseguraba que cualquier complot o reuniones revolucionarias contra las autoridades turcas no iban a ser escuchadas o vistas por estos.

Todo el pueblo da la sensación de calidez y tranquilidad completa. Hay muchas tabernas y restaurantes que dejan recuerdos inolvidables con deliciosos platos búlgaros y un ambiente único. El pintoresco paisaje de la cordillera Sredna Gora, con sus regiones forestales enormes y picos de hasta 1600 metros de alto, ofrece una gran variedad de oportunidades para senderismo y ciclismo.

Foto Vía: TwoWings

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Bulgaria



Deja tu comentario