Logarska Dolina, hombre y naturaleza en armonía

Logarska Dolina

Dentro de los Alpes eslovenos se encuentra uno de los valles más hermosos en el continente europeo: Logarska Dolina, que encarna una relación armoniosa entre el hombre y la naturaleza.

Este valle está ubicado dentro de un conjunto único de sierras, llamado los Alpes Kamnik, por lo que es un lugar ideal para los aventureros y exploradores para comenzar excursiones de senderismo y esquí en las montañas. Debido a su paisaje natural y vistas únicas ha sido protegido como parque natural.

El valle, formado por los glaciares durante la era del hielo, está dividido en tres partes: la parte baja se llama Log, la central Plest, mientras que la parte superior se conoce como Kot, y un poco más allá está la cascada Rinka, la más conocida de las casi veinte que hay en el valle. Log y Plest están cubiertos por praderas, mientras que Kot está parcialmente arbolado. La atracción del Valle de Logarska Dolina para los amantes de la naturaleza se encuentra en sus abundantes sitios naturales, junto con un entorno casi virgen.

Los dos picos más dominantes en los Alpes Kamnik son Ojstrica, situado en el centro del sistema, y Planjava, una de las cumbres más altas y más intimidantes en la zona. Ojstrica, que significa pico agudo, hace honor a su nombre ya que la parte superior de la cumbre llega a un punto agudo, mientras que las características destacables de Planjava son sus numerosas cuevas, cascadas, puentes naturales, y formaciones rocosas, así como las hermosas áreas cubiertas de hierba.

Cascada Rinka

Una señal característica también es impartida por las granjas que han ayudado durante siglos a idear un paisaje cultural fabricado por la mano del hombre. Los lugareños continúan la larga tradición de construir, cultivar y vivir en armonía con su entorno natural, una característica poco frecuente en esta época. En el pasado, no había espacio suficiente para que todos pudieran establecerse en el valle, por lo que subieron a las montañas. Las granjas alpinas son una rareza única.

El extremo inferior del valle está ocupado por el pueblo de Gornji Grad, alguna vez sede de la Diócesis de Liubliana. El pueblo tiene varios lugares de interés cultural y monumentos históricos, principalmente la Iglesia de los santos Hermágoras y Fortunato, el edificio sagrado más grande de Eslovenia del período Barroco.

Foto 1 Vía: Ziga

Foto 2 Vía: majamarko

Imprimir

Etiquetas: , , ,

Categorias: Eslovenia



Deja tu comentario