České Budějovice, hogar de la original Budweiser

České Budějovice

Situado en el sur de la República Checa, České Budějovice, hogar de la original Budweiser, es un lugar perfecto para alojarse si deseas explorar la histórica región de Bohemia del Sur. Las callejuelas alrededor de la plaza de Otokar II son ideales para deambular sin rumbo, y hay bastantes restaurantes y clubes para mantenerte entretenido durante la noche.

Como lugar de nacimiento de una de las mejores cervezas de Europa, en České Budějovice toman su cerveza muy, muy serio. La fábrica de cerveza original de la ciudad suministró al Sacro Emperador Romano en el siglo 13, y ahora la cerveza Budvar (la original y auténtica Budweiser, que no se debe confundir con la variedad americana) va cabeza a cabeza con la Pilsner Urquell, proveniente de Pilsen al oeste.

Pero České Budějovice no es sólo conocida por su cerveza, también tiene una de las plazas más grandes de Europa. Su nombre es Otokar II y se ubica justo en el centro de la ciudad. Muchas iglesias y edificios antiguos se alinean alrededor de la plaza.

Casi todos ellos disponen de arcadas del siglo 18, por lo que es posible caminar alrededor de la plaza durante una lluvia torrencial sin mojarse. El centro de la plaza está adornado por la Fuente de Sansón y en la esquina sur-oeste está el Ayuntamiento, un elegante edificio que data de 1730.

Budweiser Budvar

Por supuesto, un viaje a České Budějovice no estaría completo sin una visita a la fábrica de cerveza. Por desgracia, no está en el centro de la ciudad. Para llegar allí hay que tomar el autobús número 2, bien de la parada de «Poliklinika Sever» o fuera de la estación de tren en la dirección Nemanice o Borek.

Si estás esperando un viaje de regreso a las raíces de la fabricación de la cerveza, puede ser un poco decepcionante. La cervecería de České Budějovice es una empresa moderna, pero de todos modos se siente orgullosa de sus tradiciones. Los tours toman aproximadamente una hora y son en grupos, excepto a las 14:00, cuando se pueden organizar viajes individuales. Los visitantes mayores de 18 años pueden visitar su bodega de degustación de cerveza.

La estadounidense Budweiser tiene una sola cosa en común: el nombre. El sabor es completamente diferente, así que es difícil tener una Budweiser estadounidense después de probar la original.

Foto 1 Vía: Erwin1990

Foto 2 Vía: Lars Marcussen

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Republica Checa



Deja tu comentario