Chopin/The Course: Polonia navega hacia Occidente

Barco Frederic Chopin

No podemos dejar de comentaros una curiosa iniciativa, Chopin/Polska/ The Course, que pone a Polonia en movimiento, por así decir, con la excusa de los fastos que conmemoran el año del gran compositor y pianista.

Un hermoso barco, velero-crucero bautizado justamente Frédéric Chopin, ha partido de las costas polacas una semana antes del solsticio de verano con la intención de ir haciendo escala en algunos puertos importantes, primero del Báltico, luego del Atlántico, no solo para dar a conocer la vida y obra de Chopin sino también llevando consigo un trozo de Polonia para delectación y disfrute de quienes se acerquen al barco en cada una de sus escalas.

El Frédéric Chopin ya ha visitado los puertos de Suecia y Dinamarca durante el mes de junio. Ha llegado a Hamburgo el día 2 de julio. Arhus, Lübeck, Rostock y Kiel han las siguientes ciudades de la travesía. Estará en Amsterdam hasta el 25 de julio para reanudar el periplo por la costa francesa. La vuelta a Polonia está prevista para finales de septiembre.

El barco abre sus puertas en cada uno de los puertos para curiosos y lugareños. Como os decíamos, más allá de la referencia Chopin, ofrece aspectos peculiares de la tradición, del arte o del folclore polacos e intenta acercar los destinos menos conocida de Polonia a turistas y visitantes.

Desde cursos de danza polaca hasta la construcción de un monumento a Chopin utilizando solamente materiales de reciclaje y sobre todo idiosincráticos de cada lugar al que se llega (en Nantes, sin ir más lejos, se espera echar mano a las botellas de vino), las atracciones abiertas al público en general son variadas y divertidas.

Por supuesto la música de Chopin es uno de los hilos temáticos de la navegación y, además, hay actividades diferentes dependiendo del puerto y el país al que el barco arriba de cada vez. En suma, un buen modo de reinterpretar aquel dicho de si Mahoma no va a la montaña…en este caso, si los turistas no van a Polonia, Polonia (un trocito de ella al menos) va a los turistas.

Por desgracia ningún puerto español o siquiera peninsular ha sido incluido en el periplo. Desconocemos las razones. Sería una forma inmejorable de conocer esa magnífica nación, Polonia, sin necesidad de gastarse los cuartos en aviones, hospedajes y demás. La Bretaña francesa será lo más cercano que el Frédéric Chopin esté del mar Cantábrico. Una pena.

Foto vía: wiadomosci24

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Polonia



Deja tu comentario