Paneriai, lugar para recordar horrores de la humanidad

Paneriai

Paneriai (Ponar para los judíos, Ponary para los polacos) se encuentra aproximadamente a ocho kilómetros del centro de Vilna. Había sido un pequeño y tranquilo barrio en el distrito de Vilna hasta el comienzo de la Segunda Guerra Mundial. Era allí donde los habitantes de Vilna les gustaba pasar su tiempo libre en los días previos a la guerra.

Desde entonces, se ha asociado únicamente con el sufrimiento y la muerte. Durante la Segunda Guerra Mundial, los nazis convirtieron el bosque de Paneriai en un sitio de matanza masiva. Entre 1941 y 1944, por lo menos 100.000 civiles inocentes, prisioneros de guerra, sacerdotes, partidarios y luchadores clandestinos fueron muertos allí y enterrados en fosas.

Setenta mil de los muertos eran judíos, que fueron aniquilados sistemáticamente desde el momento en que los alemanes llegaron a Vilna en 1941 hasta 1944 cuando el ejército soviético expulsó a las tropas alemanas.

Paneriai

Paneriai fue elegido para el asesinato masivo porque había varios grandes pozos, excavados allí por los soviéticos entre 1940 y 1941, para el almacenamiento de combustible. Los pozos, sin embargo, fueron utilizados para otros fines por los nazis. El territorio de varios kilómetros se convirtió en una fosa común para la gente de diferentes nacionalidades: lituanos, rusos, polacos y judíos.

La entrada del bosque está marcada por un memorial, el Panerių memorialas. El texto en ruso, que data de la época soviética, recuerda los 100.000 ‘ciudadanos soviéticos’ asesinados allí. Las placas recordatorias en lituano y en hebreo – erigidas más tarde – conmemoran las 70.000 víctimas judías.

Desde allí un camino conduce al Museo Memorial de Paneriai y dos monumentos. Uno de ellos es un monumento en conmemoración de los 70.000 judíos de Vilna ejecutados por los Nazis. El otro es un obelisco soviético a todas las «víctimas del terror fascista». Las rutas de acceso llevan a los pozos en el bosque donde los cadáveres fueron quemados y otros ocho metros de pozos donde los huesos de los muertos fueron aplastados para ocultar la evidencia de sus crímenes.

El Museo Memorial de Paneriai es a menudo visitado por turistas extranjeros y grupos escolares ya que es el único monumento museo en Lituania establecido en el mismo lugar donde estas acciones terribles tuvieron lugar hace muchos años.

Cada año, el 23 de septiembre se celebra el Día del Recuerdo del Holocausto de Lituania, con conferencias y ceremonias organizadas por el Estado. Una gran cantidad de personas visitan el memorial de Paneriai en ese día. Es una tradición muy bonita para recordar la tragedia de los judíos.

Fotos Vía : upyernoz

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Lituania



Deja tu comentario