Tiraspol, museo vivo de la Unión Soviética

Tiraspol

Tiraspol es la segunda ciudad más grande en Moldavia y la capital de facto de la independiente, aunque no reconocida internacionalmente República de Transnistria. Es conocida por ser una de las pocas ciudades que aún conserva su aspecto de cuando pertenecía a la Unión Soviética.

Algunas estatuas de Lenin siguen vigentes. Transnistria tiene su propio gobierno, ejército, bandera y moneda y controla sus propias fronteras. En definitiva, piensa que es un país. El problema es que nadie más lo hace.

Como resultado de la guerra ruso-turca entre 1787 y 1791, Rusia, agregó Crimea y parte de Besarabia a su vasto territorio. Ahora era necesario colonizar nuevas áreas. El general Alexander Suvorov, hoy héroe nacional de Transnistria, decidió construir una fortaleza en 1792 en lo que hoy es Tiraspol. Pronto, una ciudad se desarrolló alrededor de la fortaleza.

Técnicamente, Transnistria se encuentra dentro de las fronteras internacionalmente reconocidas de Moldavia. Pero cuando Moldavia se hizo un país independiente hace casi 20 años, este enclave en su mayoría de habla rusa decidió seguir su propio camino. Una guerra civil estalló en busca de su independencia, en la que 1.500 personas murieron.

La calle principal de Tiraspol es muy larga y ofrece algunas de las mejores tiendas del país. Pero hay sólo unas pocas tiendas en comparación con otras ciudades. La atmósfera es un poco extraña, porque no hay mucha gente en las calles y no hay mucho tráfico. Pero es un lugar muy limpio.

La ciudad en sí es espaciosa y tiene un montón de verde. Grandes monumentos caracterizan el centro, los cuales son en su mayoría dedicados a las víctimas de la ocupación soviética de Afganistán y los héroes caídos de la corta guerra de independencia en 1992. Por supuesto también hay una tumba al soldado desconocido y un tanque soviético adornado con flores.

Frente al Palacio Presidencial (que no se parece en nada a un palacio) en la plaza Constitución, se encuentra la estatua del fundador Suvarov y, al pie de ella, algunos lugareños vendiendo artículos para el hogar.

Transnistria, y en particular Tiraspol, es una curiosa reliquia de la época soviética y un lugar interesante de visitar para los viajeros aventureros que les gusta ir a destinos fuera de lo común.

Información práctica

  • Dirección: ulitsa 25 Oktober 42
  • Horarios: de domingos a viernes, de 9 a 17 hs.
  • Entrada: 20 rublos.

Foto Vía: Guttorm Flatabø

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Moldavia



Deja tu comentario