Excursión de un día al Castillo de Devín

Castillo de Devin

La poderosa fortaleza por encima de la confluencia de los ríos Morava y Danubio es una de las zonas arqueológicas más importantes de Eslovaquia. La proximidad con Bratislava hace que el Castillo de Devín sea uno de los destinos más populares para los visitantes extranjeros. El Castillo de Devin es representado en el dinero eslovaco y sellos postales, y la palabra «Devín» es de algún modo un sinónimo para cosas eminentemente eslovacas.

Los restos más antiguos de asentamiento se remontan al siglo quinto a. c. Debido a su posición geográfica estratégica, fue capaz de controlar las rutas comerciales más importantes a lo largo del Danubio, así como una parte de la Ruta del ámbar. En el siglo primero antes de Cristo, el territorio se pobló por los celtas.

El castillo jugó un papel importante como una fortaleza que formaba parte de las fortificaciones de las Fronteras del Imperio romano contra enemigos y como una estación militar y centro de comercio en los tiempos del Gran Imperio de Moravia. Después de la caída de la Gran Moravia, el castillo sirvió de nuevo como una fortaleza fronteriza bajo el reinado de los húngaros.

El castillo fue reconstruido varias veces, para luego ser abandonado en el siglo 18 y destruido en 1809 por los soldados de Napoleón como parte de su neutralización militar en la región. Hoy, el Castillo de Devín es administrado por el Museo de la Ciudad de Bratislava, que ha estado llevando a cabo investigaciones arqueológicas sistemáticas allí desde 1965.

En la zona del castillo se han encontrado los cimientos de una iglesia del siglo noveno (desde el período de la Gran Moravia) con tres ábsides y una nave larga. Este descubrimiento, en cuyas proximidades se han encontrado seis tumbas con ricos inventarios, demuestra el carácter excepcional de la localidad en el período de la Gran Moravia.

El Castillo de Devín está rodeado de naturaleza. Su localización ofrece muchas oportunidades para caminar tranquilamente sobre las huellas de la historia. De hecho, una vista de la confluencia de los ríos Morava y Danubio es bastante impresionante. También ofrece una serie de restaurantes, desde parrillas al aire libre hasta instalaciones en hotel de lujo, y actividades para niños.

Foto Vía: Marzper

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Eslovaquia



Deja tu comentario