- Viaje a Europa del Este - https://viajeaeuropadeleste.com -

Caminar por la Ruta Real de Varsovia

Conocida localmente como Trakt Królewski, la Ruta Real es un título utilizado para describir el camino una vez adoptado por los reyes de Polonia para llegar desde el Castillo Real en el casco antiguo, hasta el complejo del palacio de Wilanów. Son aproximadamente 10 kilómetros de distancia en los que se podría decir, se encuentran la mayoría de monumentos y lugares históricos que valen la pena ver en Varsovia.

Casi todas las personas que visitan Varsovia caminan hasta el casco antiguo y experimentan la belleza y el encanto de la Ruta Real en el proceso de tomar ese paseo. Aunque la mayoría de ellas no saben que lo están haciendo, lo importante es ver los palacios, edificios gubernamentales, iglesias y casas que se encuentran alrededor de ella.

Esta ruta, que fácilmente se puede recorrer a pie en alrededor de 30 minutos, incluye como su parte principal a las dos calles Krakowskie Przedmieście y Nowy Świat. A lo largo de ambas calles se pueden admirar edificios que son predominantemente de estilo neoclásico, así como numerosas iglesias y palacios. Nowy Świat y Krakowskie Przedmieście también cuentan con muchas cafeterías exclusivas, restaurantes, tiendas y boutiques de moda.

Nowy Swiat es ideal para caminatas y para relajarse en uno de los cafés, ya que parte de la calle está cerrada al tráfico. Krakowskie Przedmieście, por su parte, abunda en palacios imponentes e iglesias impresionantes con calles rodeadas de árboles y patios, haciendo también de esta zona un destino perfecto para pasear.

De todas las iglesias que se encuentra en Krakowskie Przedmieście, dos son dignas de ver teniendo en cuenta sus méritos artísticos. La primera de ellas es la Iglesia de Santa Ana, originalmente gótica, con sus murales barrocos. La iglesia también es famosa por sus frescos y por los espléndidos altares rococó.

La otra iglesia es la Iglesia San José, con su interior del siglo 18, una de las pocas iglesias de Varsovia que estuvo intacta durante la Segunda Guerra Mundial. Vale la pena dedicar tiempo para visitar el interior de la iglesia para ver obras de arte de estilo rococó y algunas pinturas antiguas.

Entre los palacios en esta famosa calle de Varsovia están el Palacio Potocki, ahora parte del Ministerio de Arte y Cultura, y el Palacio Namiestnikowski, que ahora sirve como residencia oficial del Presidente de Polonia.

Foto Vía: Marek & Ewa Wojciechowscy