Castillo de Toompea, sede del poder en Estonia

Castillo de Toompea en Tallin

El Castillo de Toompea es una de las más antiguas e impresionantes obras arquitectónicas en Estonia. Ubicado en un acantilado de piedra caliza y elevado sobre el resto de la ciudad, el Castillo de Toompea siempre ha sido la sede del poder en Estonia.

Desde que la Orden de los Hermanos de la Espada construyeron una fortaleza de piedra allí en 1227-29, todos los imperios extranjeros que gobernaron Estonia utilizaron la fortaleza como su base. Hoy en día, alberga el Parlamento de Estonia.

Visita al castillo de Toompea

La historia de Toompea es en realidad la historia de los gobernantes y del poder en Estonia. A medida que los tiempos y las reglas cambiaron, lo mismo hicieron el poder y las mentalidades. Cada nuevo gobernante construyó y fortificó el lugar de acuerdo con sus gustos y necesidades.

 

Los visitantes se encuentran con edificios que en su mayoría datan de tres períodos: la fortaleza de la orden medieval, con su impresionante muro occidental y las torres, de las cuales la más conocida es la Pikk Hermann; el edificio de la administración de la era del gobierno ruso, con una fachada que representa los estilos clásicos y la apertura hacia la Plaza del Castillo; y el edificio del Riigikogu (Parlamento de Estonia), que se origina en el momento de la primera República de Estonia y se esconde detrás de las paredes del castillo.

Castillo de Toompea en Tallin jardines

El Castillo de Toompea ha sido renovado en innumerables ocasiones a través de los siglos, pero ha conservado la forma básica que se le dio en los siglos 13 y 14. Desde la parte frontal, los visitantes sólo pueden ver un palacio rosado de estilo barroco, el cual data de los tiempos de Catalina la Grande. Una mirada a su lado opuesto, visible desde la base de la colina sobre la que se posa el castillo, ofrece una perspectiva mucho más medieval.

Desde el Jardín del Gobernador en la margen sur del castillo, aparece la torre Pikk Hermann, de 46 metros de altura. La torre es un símbolo nacional vital: la tradición dicta que cualquier nación que ondee su bandera sobre Pikk Hermann también gobierna Estonia. Cada día al amanecer la bandera de Estonia se eleva por encima de la torre a la melodía del himno nacional.

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Estonia



Deja tu comentario