El Puente Triple de Liubliana

Liubliana Eslovenia

Liubliana, la dinámica capital de Eslovenia, puede carecer de vista al mar o de un famoso monumento, pero como el centro de una de las naciones más ricas de Europa del Este, una visita no te defraudará. Es una ciudad que se establece a ambos lados del río Ljubljanica y como tal necesita de varios puentes para cruzarlo.

Liubliana: el puente triple

Uno de estos puentes es la tarjeta postal favorita de Liubliana: el Puente Triple, que, como su nombre lo indica, es en realidad tres puentes en uno. Dos de ellos son utilizados por los peatones y el del medio está destinado a los vehículos. Es una conexión entre la plaza central con la iglesia de los franciscanos y el Ayuntamiento.

En la margen derecha del río, estos dos puentes tocan el puente central en un ángulo. Las escaleras que descienden de cada uno de los puentes laterales conducen a las terrazas de piedra situadas en la orilla del río a cada lado, donde fueron plantados álamos para contribuir a la apariencia general del puente.

El puente central de los tres que forman el Puente Triple ha permanecido en su lugar desde 1842, cuando sustituyó a un puente viejo de madera, de importancia estratégica en la época medieval, al conectar las tierras del noroeste de Europa con el sur de Europa y los Balcanes.

Se tiene conocimiento de este puente de madera desde 1280, cuando fue mencionado en un documento como el Puente Viejo. El puente fue reconstruido desde cero después de un incendio en 1657, y una cruz de madera fue erigida en él, muy probablemente para proteger el puente de nuevas catástrofes. Es precisamente este puente el que fue sustituido en 1842 por el puente de piedra que vemos hoy día en el centro del Puente Triple.

Puesto que el área frente a la iglesia y las puertas de la ciudad ha estado siempre lleno de gente, se añadieron los dos puentes laterales peatonales entre 1929 y 1932 con un diseño del arquitecto Jože Plečnik. El considerado Arquitecto Nacional esloveno quitó las rejas de metal del viejo puente de piedra y decoró los tres puentes con balaustradas de piedra y lámparas.

Los dos puentes peatonales están orientados hacia el sureste para enfatizar cómo el puente «concentra» el tráfico de varias avenidas que conducen a la Plaza Preseren, y lo canaliza adelante a través de las puertas del casco antiguo, representado por los dos palacios neo-renacentistas al otro lado del río.

Para saber más: guía de turismo de Liubliana

Foto Vía: Andrejj

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Eslovenia



Deja tu comentario