Monasterio Capriana, hogar espiritual de Moldavia

Monasterio Capriana

El Monasterio Capriana se encuentra en la República de Moldavia, a unos 40 kilómetros al oeste de Chisinau. Construido en la primera mitad del siglo 15, es uno de los monasterios más antiguos de Moldavia.

El monasterio se encuentra más exactamente en el margen de un gran bosque entre los pueblos de Strasheni y Capriana, en el río Ishnovatz. Fue fundado en el siglo 15 durante el reinado de Alexandru cel Bun y reconstruido por Esteban el Grande en 1470, siendo el centro de los obispos de Moldavia durante un largo período.

Inicialmente, el monasterio fue nombrado por Vasnavet, que es un río que fluye cerca del monasterio, y más tarde pasó a llamarse Capriana, honrando así el nombre de Chiprian, quien fue el primer Superior del monasterio y uno de los primeros poetas de Moldavia.

El conjunto del monasterio incluye tres iglesias: la iglesia de verano de la Asunción de la Virgen, reconstruida por Petru Rares en 1545 y modificada en 1821 por el Obispo Gavriil Banulescu-Bodoni; la iglesia de invierno de San Jorge, construida por el abad superior Theofilact; y la iglesia «nueva» de invierno de «San Nicolás», erigida en 1903.

La iglesia de la Asunción de la Virgen, la más antigua del monasterio, tiene un diseño formado por nártex, naos y ábside. Después de la reconstrucción en 1821 por Banulescu-Bodoni mantuvo sin cambios sólo los ábsides con arquería decorativa y las paredes hasta el nivel de zócalo. En el trascurso de la reconstrucción se erigieron una casa de campana con un techo piramidal y una cúpula octogonal con una con una torrecilla protuberante sobre el naos.

Durante el período de post-guerra, el monasterio de la Asunción se descuidó y la restauración se inició en los años 90 del siglo pasado. En 1994 – 1997 fue reconstruido el refectorio del monasterio y convertido en iglesia para oraciones de invierno. Después de su restauración y apertura, el monasterio se convirtió rápidamente en uno de los símbolos de renacimiento nacional.

El monasterio está ahora abierto al público. Alrededor del monasterio, merece la pena visitar la Reserva Natural Capriana-Scoreni, el roble de Esteban el Grande, y la Reserva Natural Codri, la más antigua reserva de Moldavia.

Foto Vía: Andrey

Imprimir

Etiquetas: , , ,

Categorias: Moldavia



Deja tu comentario