Fortaleza de Modlin, en la confluencia de dos ríos

Fortaleza de Modlin

La Fortaleza de Modlin es un fenómeno de fortificación de más de 200 años de antigüedad. La fortaleza, situada en el punto de unión del Vístula y el Narew, es el monumento más grande y más importante de ingeniería militar y arquitectura de fortificación en Polonia. Allí se puede ver la arquitectura de diferentes imperios.

Las primeras fortificaciones alrededor de Modlin fueron construidas durante la invasión sueca en el siglo 17, pero fue Napoleón, quien viendo la importancia estratégica de la zona, comenzó a ampliar la fortaleza para asegurar su liderazgo en Europa del Este.

Después de la derrota del emperador, el complejo fue ampliado por el ejército ruso y creció hasta convertirse en la fortaleza europea más poderosa de su época.

Modlin fue sitiada varias veces, pero siempre ha demostrado su valor defensivo. La fortaleza albergó los ejércitos de cuatro países: Francia, Rusia, Alemania y Polonia y fue defendida cuatro veces en su historia: en 1813, 1831, 1915 y 1939. Los días más dignos de elogio de la fortaleza vienen desde el año 1939, cuando sus defensores polacos se rindieron a los alemanes sólo el 29 de septiembre, un día después de la capitulación de Varsovia.

Comúnmente llamada “Fortaleza de Modlin”, el nombre se refiere solamente a la parte central de la fortaleza, pero en realidad incluye también los anillos internos y externos de fortalezas, que fueron construidos en el período comprendido entre el 1880 y la Segunda Guerra Mundial. Las fortalezas hoy día tienen funciones y propietarios diferentes.

La Fortaleza de Modlin se convirtió en una atracción turística y no tiene ninguna función estratégica en la actualidad. La vegetación que rodea el complejo ofrece un descanso del bullicio de la ciudad. Desde lo alto de una torre de vigilancia en el río Vístula, se tiene una vista excepcional sobre ambos ríos y en días claros hasta de Varsovia.

Las antiguas paredes de la fortaleza son testigos de muchos misterios y tesoros. Los habitantes locales cuentan la historia de un tesoro que se hundió en algún lugar cerca del granero. Hay leyendas sobre que el último pago para los soldados rusos estacionados allí está enterrado o escondido en los pasillos subterráneos.

Foto Vía: Wojsyl

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Polonia



Deja tu comentario