La Región de Moravia-Silesia

Beskydy

La Región de Moravia-Silesia se encuentra en la parte más oriental de la República Checa a unos 300 km de Praga. Se encuentra en la ruta histórica llamada Ruta del ámbar, entre el norte y el sur de Europa – entre el Mar Báltico y el Mar Mediterráneo. Ocupa una posición estratégica en el cruce de tres estados: República Checa, Polonia y Eslovaquia.

La Región de Moravia-Silesia se caracteriza por su industria, pero los amantes de la historia o de la naturaleza también encontrarán mucho para ver y hacer aquí. La región es llamada con razón la «región de contrastes y oportunidades». Por un lado, pertenece a una importante región industrial y en el otro lado está lleno de bellezas naturales e históricas.

Moravia-Silesia es conocida por su rico patrimonio industrial. Durante dos siglos, las industrias importantes de la región fueron las relacionados con el descubrimiento y la explotación minera de carbón negro de alta calidad en las áreas de Ostrava y Karviná.

Los interesados en la historia de la minería pueden ver la muestra única en el Museo de la Minería en Ostrava-Petřkovice o Landek, donde la Venus de Landek fue descubierta. El complejo del alto horno en Vítkovice no tiene paralelo en cuanto a su tamaño y los parámetros técnicos.

La ciudad de Kopřivnice se encuentra a unos treinta kilómetros de Ostrava. Este fue el lugar donde se produjo un coche motorizado llamado Präsident, el primer vehículo de este tipo en el imperio Austro-Húngaro. En años posteriores, Kopřivnice se hizo famosa debido principalmente a la producción de automóviles Tatra.

Sin embargo, Moravia-Silesia no sólo es una zona industrial. Quien no conoce la región quedará gratamente sorprendido por su belleza y puntos de interés. La región cuenta con bellezas naturales, áreas de paisaje protegidas y monumentos a la tecnología que no se pueden encontrar en otro sitio, así como un sorprendente número de monumentos culturales.

Las áreas de paisaje protegidas incluyen Jeseníky y Beskydy. Las montañas en estas áreas son adecuadas no sólo para el senderismo y deportes de invierno, sino también con interesantes alrededores, formando con muchas comunidades y pueblos una arquitectura típica de monumentos, con colecciones de casas de madera, artesanías tradicionales, hábitos y costumbres nacionales.

Foto Vía: Rob

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Eslovaquia, Polonia, Republica Checa



Deja tu comentario