- Viaje a Europa del Este - https://viajeaeuropadeleste.com -

Tierra Székely, minoría húngara en Rumania

La Tierra Székely es una región histórica del Reino de Hungría y una región actual de Transilvania, Rumania. El nombre de la región proviene de la mayoría de sus habitantes, los Székely, una identidad regional húngara más o menos como lo es Baviera para los alemanes o Tirol para los austriacos.

Siguiendo el destino de Transilvania, la Tierra Székely se convirtió en parte de Rumania en 1920, regresando a Hungría en 1940 y volviendo de nuevo a Rumania en 1945. Entre 1952 y 1968, la región logró una autonomía dentro de Rumania; una autonomía que se quiere recuperar hoy día para tener un mayor nivel de autogobierno.

La historia de los húngaros Székely es igual con la historia de Hungría que se remonta a 896, pero antes de eso, todavía se debate por los historiadores acerca de si fueron dos pueblos independientes (Székely y húngaros), que se fusionaron o los Székely fueron siempre una parte de la nación húngara.

Los Székely están convencidos de que son húngaros que han preservado su identidad nacional más puramente que los húngaros que viven actualmente en Hungría. Incluso antes de que la Tierra Székely formara parte de Rumania a los húngaros de fuera de su territorio se les denominaba «los húngaros» con un cierto desdén y desconfianza.

Los Székely siguen practicando sus costumbres tradicionales, que forman parte del patrimonio cultural de Europa. Las famosas puertas Székely son un ejemplo de estas tradiciones. La ornamentación de estas puertas de madera talladas y algunas veces pintadas lleva mensajes incluso del siglo 18.

Las puertas Székely tienen dos secciones, una lo suficientemente grande para un carro de caballos y otra para las personas. En la parte superior llevan un techo estrecho y están talladas o pintadas en patrones decorativos con formas geométricas, lunas, estrellas, tulipanes.

En algunas localidades, los Székely hacen cerámica, prendas tejidas, mimbre y muebles de madera pintada, incluyendo arcas de novia o cofres nupciales. Un buen lugar para ver estas cosas es el Museo Etnográfico de dos hectáreas en Cernatu de Jos/Alsocsernaton, establecido en 1973.

No hay realmente una capital Szekely, porque cuando una ciudad se hace demasiado grande, pierde esa atmósfera de Székely. Targu Mures perdió el título hace mucho tiempo, y aun la antigua ciudad mercado de Miercurea Ciuc está siendo desafiada ahora por Odorheiu Secuiesc. La ciudad de Zetea es ampliamente venerada por su producción de una de las mejores cervezas de Rumania: Ciuc.

Todas estas ciudades tienen una característica común, su suave paisaje. No importa cuan poblada esté una ciudad, nunca estarás lejos de la naturaleza salvaje. Es bastante común en la Tierra Székely el empleo de caballos en el transporte y la agricultura.

Foto Vía: DerSzekler