Pascua en la República Checa

Pascua en la República Checa

La Pascua en la República Checa se conoce con el nombre tradicional de «Velikonoce». La mayor parte de las tradiciones de esta celebración en el país son en gran medida observadas en los pueblos y pequeñas ciudades.

Las celebraciones de la Pascua en la República Checa están relacionadas con la llegada de la primavera, siendo una mezcla de coloridas tradiciones y costumbres populares, que se remonta a la época pre-cristiana. Durante el régimen comunista las connotaciones religiosas de la Pascua fueron suprimidas. Hoy en día, los checos son más conscientes de la formación cristiana de la Pascua, pero es realizada principalmente por diversión.

La costumbre más significativa que veréis en Praga son los huevos de Pascua, que es popular como símbolo de nueva vida no sólo en la República Checa y Eslovaquia, sino también en otros países, especialmente en los países eslavos. El color más popular para los huevos siempre ha sido el rojo, que simboliza la energía de la vida.

Hay muchas técnicas para la decoración de los huevos y se diferencian de cada región – en la República Checa son especialmente famosos los de la región de Haná.

Hay una costumbre que a menudo parece cruel para los visitantes extranjeros cuando la ven por primera vez. El lunes de Pascua los niños van cantando villancicos mientras dan «látigo» simbólicamente a los niñas en las piernas con un palo llamado «pomlazka». Se cree que este palo trae salud y juventud a cualquier persona que es azotada con él. Es por eso que las niñas premian a los que las golpearon. La mayoría de ellas les dan huevos pintados, pero a veces también puede ser huevos de chocolate o dulces.

En cualquier cultura, una fiesta importante como la Pascua se celebra en familia con los alimentos tradicionales, postres y licores. Los checos no son una excepción. Las familias en las grandes ciudades y pequeños pueblos preparan una amplia variedad de cosas ricas tradicionales específicas para la acogida de la celebración de la primavera, que es la Pascua.

Está el cordero al horno, que suele ir acompañado de un relleno con ortigas y perejil. También populares son los pasteles en forma de cordero, por lo general cubiertos de un glaseado de chocolate. Maza es un pastel de limón con almendras y pasas. Suele ser cortada una cruz en la masa antes de ser horneado.

Foto Vía: Jan Kameníček

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Republica Checa



Deja tu comentario