Las iglesias rupestres de Ivanovo, en Bulgaria

iglesias rupestres de Ivanovo

El hermoso y único complejo de iglesias rupestres de Ivanovo se encuentra a 12 kilómetros al sur de la ciudad de Ruse, en Bulgaria.

Este grupo de iglesias de roca es el complejo monástico más popular en la región, sobre todo por sus hermosos frescos en buen estado de conservación. Las iglesias rupestres de Ivanovo es uno de los nueve monumentos búlgaros incluidos en la lista de la UNESCO de patrimonio histórico y cultural de la humanidad.

El complejo monástico es completamente diferente de otros complejos de monasterio que se encuentran en Bulgaria. El complejo monástico tradicional consiste en 1-2 iglesias y un edificio de viviendas, mientras que el claustro de Ivanovo representa una red de pequeñas iglesias, capillas y celdas.

Se trata de un compuesto de 20 pequeñas iglesias y capillas, así como más de 300 celdas individuales para monjes, talladas en la roca a lo largo de ambas orillas del río Rusenski Lom, a 32 metros sobre el nivel del agua. La mayoría de estas celdas ya no se conservan.

Las iglesias rupestres de Ivanovo fueron habitadas por monjes, entre ellos gramáticos y pintores, que, entre los siglos 12 al 14, construyeron los templos, y decoraron las paredes y los techos con frescos. Las más importantes escenas hablan de la Creación, el Éxodo, el nacimiento de Jesús, la subida de Lázaro, la crucifixión, así como los retratos de los reyes de Bulgaria, Iván Assen II (1218-1241) e Iván Alejandro (1331 -1371), y otras familias de la nobleza que hicieron donaciones a estas iglesias de roca.

La principal iglesia del complejo, Santa Madre de Dios, ha sido excavada en la roca a una altura de 38 metros, así que prepárate para un ascenso. Está totalmente cubierta por frescos de escenas e imágenes bíblicas.

Las iglesias rupestres de Ivanovo son fácilmente accesibles en coche. Tienes que conducir por la carretera al sur de Ruse hasta llegar al pueblo de Ivanovo. La distancia desde el pueblo hasta el monasterio es de sólo 4 km y el camino está bien señalizado y mantenido. Aunque la ruta hacia las iglesias es empinada, estas siguen siendo visitadas por miles de turistas y fieles.

Foto Vía: Antoine SIPOS

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Bulgaria



Deja tu comentario