Palacio Eszterházy, el Versalles húngaro

Eszterháza

El palacio Eszterházy está entre los más grandes y más hermosos de Hungría. Se encuentra en la ciudad de Fertod y es conocido como el Versalles húngaro. Fue construido por el príncipe Nikolaus Esterházy para glorificar a su familia. Eran magnates húngaros, súbditos del imperio austro-húngaro, que vivían en el más ostentoso esplendor de los Habsburgo.

Las 126 habitaciones del palacio Eszterháza fueron construidas en el siglo 18. Hoy en día el palacio alberga un museo y hay 21 habitaciones abiertas al público. Los visitantes pueden familiarizarse con las características arquitectónicas y diseño de interiores de los palacios de la aristocracia del siglo 18.

El gran compositor austriaco Joseph Haydn vivió y trabajó aquí durante casi la mitad de su período activo, es decir, desde 1766 hasta 1790. En esos casi treinta años como compositor de la corte en el palacio, compuso muchas de sus famosas obras. Después de la muerte de Esterházy, su familia se trasladó a Kismarton. El palacio fue abandonado y la orquesta desmontada.

Una exposición y una sala en el palacio conmemoran a Haydn, mientras que en el verano se celebran conciertos para evocar el espíritu de la época. Además de disfrutar de un estilo de vida opulento, Haydn también jugó un papel importante en la vida musical contemporánea, componiendo óperas, operetas y sinfonías durante su estadía en Esterháza. Es por esto que la exposición de Haydn es una parte natural de la historia del palacio.

La manifestación cultural más importante del palacio es el Festival «Haydn en Eszterháza», organizado a finales de agosto. La idea del festival es evocar la música en los tiempos de Haydn entre los muros originales, utilizando instrumentos de época y la práctica de la performance contemporánea.

En consonancia con la moda de la época barroca, se estableció un jardín francés alrededor del palacio, en un terreno llano al lado de uno de los lagos más grandes de Europa, el Neusiedlersee. Como en otros jardines de estilo francés, las plantas verdes (el énfasis está en el color, no en las flores) adornan los caminos que irradian desde un punto central a una capilla o una estatua religiosa.

Más información turística:

Otros castillos húngaros:

Foto Vía: molamoni

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Hungría



Deja tu comentario