Cinco sitios para esquiar en Europa del Este

Estacion Bansko

En Europa del Este encontramos numerosas oportunidad para practicar esquí. Una de las pistas que está creciendo más en los últimos años es Bansko. Se trata una ciudad situada al sureste de Bulgaria que cuenta con una popular estación de esquí, que en los últimos años se ha convertido en un centro turístico realmente importante.

La estación es uno de los ejemplo de los avances que últimamente está haciendo Bulgaria en cuanto a turismo sobre todo de invierno. Bansko está creciendo y compitiendo cada vez más con estaciones de Suiza o Francia.

Si buscas una estación de esquí familiar con unas vistas asombrosas, no dejes de visitar Vogel en Eslovenia. Está situada en el Parque Nacional del Triglav, muy cerca de unos de los lagos más bonitos de todo el país, el lago Bohinjsko. Se trata de una estación pequeñita, cuenta con 15 kilómetros de pistas, que no son muy difíciles, lo que la hace ideal para principiantes o para niños.

Estacion Kamchatka

Jasna en Eslovaquia, es una de las mejores estaciones de Europa Central, aunque para competir con las increíbles pistas de sus vecinos del oeste aún le queda mucho camino, con una necesaria inversión. Tiene la particularidad de estar dos estaciones pegadas (Jasna y Chopok), cada una por un lado de la montaña.

Krasnaya Zvezdaen es uno de los complejos más cómodos de Rusia y con mejor clima, al estar al lado el mar. Sin embargo esto a veces puede ser perjudicial debido a la falta de nieve. Si viajas a Krasnaya será mejor consultar antes el tiempo.

Y para los más profesionales, sin duda, Kamchatka. Se trata de una península situada en el lejano oriente de Rusia, muy cerca de Alaska. Es un punto indispensable para los profesionales del esquí. Además de la estación, esta región es famosa por los géiseres y los volcanes.

Foto vía: bulgariaski

Foto vía 2: Le blog de Jean Annequin

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Europa del Este



Deja tu comentario