El Palacio Grassalkovich en Bratislava

Palacio Grassalkovich

El centro de Bratislava es uno de los centros europeos más ricos culturalmente. Un edifico destacable de este centro cultural es el Palacio real, también conocido como Palacio Grassalkovich. Se trata de uno de los edificios más importantes y bonitos de la capital eslovaca, una de las visitas imprescindibles en Bratislava.

El Palacio fue construido en el siglo XVIII por el conde Antón Grassalkovich, titular de la Cámara Real de Hungría. El conde era una de las personas más influyentes de la ciudad, más tarde se convirtió en príncipe y consejero de Maria Teresa. durante el reinado de esta, el Palacio Grassalkovich vivió su época de máximo esplendor, animada por los monarcas. En el Palacio, Wolfang von Kempelen, un mecánico y consejero cortesano, presentó sus más famosos inventos, como su ajedrecista, con el que jugó Napoleón y una máquina hablante.

El conde Grassalkovich ordenó construir su palacio al norte de la puerta de San Miguel. Detrás del Palacio se halla el Jardín de Grassalkovich, que actualmente está abierto al público y es uno de los lugares preferidos de los habitantes de Bratislava para pasear.

Durante el siglo XVIII el edificio fundado por Anton Grassalkovich fue punto de encuentro de la aristocracia húngara. En aquella época se convirtió en la residencia del Presidente de la eventual República Eslovaca. Durante la Segunda Guerra Mundial fue utilizado por los alemanes como cuartel y, a partir de 1950, los rusos lo emplearon como hospicio y cuartel.

La utilización del Palacio como cuarteles de ambos ejércitos hizo que desapareciera casi la totalidad del mobiliario que se hallaba en él, cayendo en el olvido durante épocas. En 1985 comenzó su restauración y actualmente, tras la independencia del país, el Palacio ha vuelto a ser la sede del presidente de la república. Durante 1996 y 1997 se inauguraron nuevas salas con decoración y mobiliario del mismo estilo de los originales.

Foto vía: Santiago Stucchi Portocarrero

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Bratislava



Deja tu comentario