Zonas verdes en Bucarest, el Parque Herastrau

Parque Herastrau

Si viajamos a Bucarest uno de los lugares que suponen una visita obligada es el Parque Herastrau. Se trata de una de las muchas zonas verdes que tiene la capital rumana,  ubicado al norte de la ciudad.

Es el parque más grande de Bucarest y un lugar ideal para hacer deporte, visitar museos o simplemente pasear.

Este parque nació después de una labor de restauración de lo que era un cenagal y ha llegado a convertirse en el parque más grande de Bucarest. Ha tenido varios nombres desde entonces, Pacuil National, Carol II o incluso Stalin.

Dentro del parque encontramos lugares realmente interesantes, como el Museo de la Aldea. Este museo consta de una serie de casas rurales, iglesias y molinos que se han ido recopilando de todas las aldeas de Rumania, lugares que desmontaron y trasladaron al parque como una muestra de los edificios típicos de Rumania. En total son 340 edificios, que durante la Segunda Guerra Mundial sirvieron de acogida a mucha gente que se quedó sin casa.

Pero sin duda alguna el lugar más emblemático del Parque Herastrau es su lago. Cubriendo una superficie de 74 hectáreas, el lago lo arreglaron a principios de los años 30 para prevenir las inundaciones de la ciudad. En verano se llena de parejas de novios que aprovechan el romántico entorno para pasear en barca o quedarse tranquilamente en la orilla. En invierno el lago se hiela, lo que se aprovecha para convertirlo en pista de patinaje.

Estos lugares emblemáticos son sólo una parte de este hermoso parque, donde podremos encontrar además dos teatros, una biblioteca, además de lugares destinados para el deporte, como canchas de tenis, de baloncesto, un campo de golf y cruzarse con una bicicleta que puedes alquilar en el Herastrau mismo, es algo de lo más normal. También en el parque un Hard Rock Café exhibe discos de oro o guitarras originales de famosos grupos.

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Rumania



Deja tu comentario