La Catedral de San Martín en Bratislava

Catedral de Bratislava

Hoy nos volvemos a situar en la bella capital de Eslovaquia, Bratislava, para describir otro de sus maravillosos monumentos, una de las muchas opciones que presenta esta preciosa y desconocida ciudad, para visitar. Se trata de la Catedral de San Martín.

Esta Catedral está situada en las afueras de la ciudad vieja, bajo la colina del castillo. Es uno de los monumentos arquitectónicos más importantes de Eslovaquia y durante un tiempo fue la iglesia de la coronación de los reyes de Hungría.

Entre los años 1563 y 1830 se celebraron aquí 19 coronaciones que son recordadas por la maqueta de la corona de San Esteban, situada en el espigón de la torre, a una altura de 85 metros sobre esta increíble ciudad.

Con respecto al estilo arquitectónico, la catedral fue construida en varios estilos, con reformas neogótica, aunque visualmente es difícil catalogarla en este estilo. En la reconstrucción neogótica se perdieron prácticamente todas las partes interiores barrocas de la catedral.

Solamente se conservó la capilla de San Juan Limosnero, en la parte noroeste de la nave principal, y el centro antiguo del altar mayor de Donner con el grupo de estatuas de san Martín en su parte suroeste. En la capilla de San Juan Limosnero encontramos un sarcófago de plata donde descansan las reliquias del patriarca alejandrino San Juan el Limosnero, y también el sepulcro del arzobispo Esteráis.

En el suelo quien la visita puede ver una serie de coronas doradas. Es la «Ruta de la Coronación» que seguían los reyes y que pasaba por diversos puntos del casco viejo. Destaca su hermoso interior, donde se encuentra la escultura de San Martín, santo titular de la iglesia. Está formada por tres naves y tiene una sola torre, de 85 metros de alto, rematada con una replica de la corona de San Esteban.

– Información práctica

Para llegar hasta la capital de Eslovaquia lo mejor es volar hasta Bratislava. Su aeropuerto se halla a 9 kilómetros de la ciudad, y para movernos contamos con autobuses y taxis que, en menos de 20 minutos, nos dejan en cualquier punto de la capital.

Foto vía: yukiba

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Bratislava



Deja tu comentario