- Viaje a Europa del Este - https://viajeaeuropadeleste.com -

Vologda y sus casas de madera

A la orilla del río con el mismo nombre, Vologda se ubica a unos 500 km aproximadamente al norte de Moscú y 600 km al sureste de San Peterbusgo. Se trata de una ciudad donde podrás encontrar la grandiosidad del llamado Anillo de Oro de Rusia, una zona turística que alberga una serie de monumentos, entre iglesias, catedrales y monasterios que representan la historia y la cultura de este país.

Una de las maravillas de Vologda es que en ella se encuentra un museo dedicado a Pedro el Grande. Allí es donde el emperador se alojó en una de sus visitas a esta ciudad.

Durante el principio de su reinado, la ciudad se convirtió en un centro militar muy importante, que servía de almacén para los materiales que se utilizaban para la construcción de fortalezas y embarcaciones en el norte del país. Poco a poco Vologda fue reemplazada por San Petersburgo.

Otro encanto de la ciudad rusa son las casas de madera. Hasta principios del siglo XVII las casas que se encontraban en Vologda eran exclusivamente de madera, lo que supone uno de los principales atractivos turísticos de esta zona. Si visitas Vologna no encontraras dos casas de madera iguales. Destacan en ellas los elementos como los marcos de las ventanas o las puertas que reflejan el espíritu de la zona y la particularidad de las aldeas rusas. Si visitas sus museos también podrás admirar las vajillas hechas por los artesanos.

Si visitas Vologna no puedes dejar de ver la majestuosa catedral de Santa Sofía. Fue construida entre 1568 y 1570 y se trata de la primera construcción en piedra de la ciudad. Se levantó como réplica a la catedral moscovita de la Asunción. Esta catedral fue levantada por orden de Iván el Terrible, quien eligió esta ciudad para establecer su residencia.