El espeluznante Osario de Kostnice

Osario de Kostnice

Existen algunos lugares insólitos en el mundo y algunos de ellos son realmente tétricos. Este es el caso del Osario de Kostnice, un paraíso para morbosos y en cualquier caso un lugar realmente impactante. Se trata de una pequeña capilla que está adornada con huesos humanos. Pero todo con una explicación y una historia personal.

El Osario de Kostnice está situado en Sedlec, un suburbio de Kutná Hora en la República Checa, que se encuentra tan sólo a unos 90 kilómetros de Praga. La historia de esta capilla está vinculada al monasterio cisterciense más antiguo de la República Checa.

Al parecer un abad llamado Jindrich esparció por la capilla un puñado de tierra de Gólgota, por lo que la gente creía que quién fuese enterrado allí llegaría al cielo. Pronto aumentaron las sepulturas y se enterraba a gente de Chequia, Polonia, Baviera, Bélgica…. Estos entierros aumentaron con la llegada de la peste negra y durante las guerras husitas.

Poco después con la gran cantidad de huesos apilados sin orden se comenzaron a utilizar para la decoración, y poco a poco la capilla ha ido adquiriendo el aspecto actual. Hoy en día esta Iglesia cementerio se ha convertido en una atracción turística visitada por 150.000 personas al año.

De hecho se tuvieron que dejar de celebrar misas, ya que los visitantes les hacían fotos a los sacerdotes con las calaveras para luego indicar que eran misas satánicas, estas fotografías aparecieron incluso en periódicos, por lo que se pensó que era mejor dejar de celebrarlas allí.

En cuanto a la arquitectura, el osario está formado por dos capillas, la inferior simboliza la tumba, hay que tener cuidado si tropiezas en la escalera, su caída a la tumba se va a acelerar. La capilla superior es clara y representa el imperio de la luz eterna.

– Información práctica para viajar a la República Checa

Foto vía: Viajes y turistas

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Republica Checa



Deja tu comentario