Los Pilares de Lena, un paraíso de piedra

Bosque de Piedra

Hoy nos volvemos a situar en la fría Siberia para admirar uno de esos paisajes naturales que quitan el aliento. Se trata del Bosque de Piedra de Lena, o Los Pilares de Lena. Este bosque a orillas del río Lena ofrece un paisaje con una formación rocosa que presenta una belleza abrumadora. Es difícil llegar pero vale mucho la pena.

El Bosque de Piedra de Lena se encuentra dentro de la región de Khangalassky ulus, en el centro este de Siberia, a orillas del río del que toman el nombre, tan sólo a tan sólo 300 Km del círculo polar ártico.

Este bosque de piedra, compuesto por columnas de roca caliza que alcanzan los 150 metros de altura, se extiende 80 Kilómetros a los pies del río Lena. Torres, pilares, cuevas y diversas estructuras de piedra con formas extrañas te acompañarán en un paseo por el río con una belleza que no encontrarás fácilmente.

Este increíble paisaje ha sido erosionado durante miles de años. En el Bosque de Piedra de Lena se han encontrado fósiles de mamut y otros eslabones perdidos. Su riqueza geológica es inigualable que guarda evidencia de formas de vida ya desparecidas. Además de las desaparecidas, encontramos especies que perduran, entre fauna y flora, unas 464 especies encontramos en este paraíso de piedra. En el 2006 la Federación Rusa presentó a la UNESCO la candidatura del Parque Natural de los Pilares de Lena para convertirlo en Patrimonio de la Humanidad.

Llegar a los Pilares de Lena es lo más complicado. Hay que coger un avión hasta el aeropuerto de la ciudad de Yakutsk, una de las localidades más frías del mundo, que registra temperaturas de hasta -40º. Una vez en Yakutsk, se debe remontar el río Lena durante más de 140 Kilómetros. Si quieres ir al Bosque de Piedra en invierno tendrás que realizar el camino en trineo que llevan perros, ya que el río está helado. En verano lo podrás hacer en barca.

Foto vía: Tejiendo el Mundo

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Rusia



Deja tu comentario