La importancia de la arqueología en Serbia

Mamut en Serbia

El suelo de la República de Serbia guarda una gran cantidad de retazos del pasado, tanto en restos fósiles como en restos del paso de antiguas e importantes civilizaciones. El viaje al pasado que nos ofrecen las huellas fósiles nos lleva hasta el mismo Pleistoceno y abarcan especies animales como los ciervos gigantes, los bisontes o los hermosos e imponentes mamuts. Por otra parte, los restos arqueológicos de las primeros pobladores de la región nos trasladan hasta el paleolítico, hace más de 42.000 años.

Los más destacados yacimientos arqueológicos de Serbia son en su mayoría construcciones romanas, pertenecientes a la época imperial. A modo de curiosidad hay que decir que la quinta parte de los emperadores que gobernaron Roma procedían de estas tierras, 17 en total, y entre ellos el más renombrado fue Constantino, imprescindible en la consolidación del cristianismo en Roma y posteriormente en el resto de Europa.

Como cruce de caminos entre las culturas de Europa del Este y del Oeste, ha acumulado durante su historia un abundante patrimonio cultural. Éste comprende monumentos medievales de estilo bizantino, austro-húngaro y ortodoxo, algunos templos y monasterios del siglo XII e incluso posee algunas reminiscencias de los turcos.

Los más importantes e interesantes yacimientos arqueológicos de Serbia son los siguientes:

En las proximidades de la ciudad de Gamzigrad se encuentran las ruinas del antiguo campamento militar de Felix Romuliana, declarado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Entre sus murallas vino al mundo y posteriormente fue enterrado el emperador Galerio.

El yacimiento de Lepenski Vir data de la prehistoria, de hace aproximadamente unos 8000 años y se encuentra en las cercanías del Danubio, cerca de las Puertas de Hierro (cerca de la frontera de Serbia con Rumanía). La particularidad de este yacimiento es que nos muestra la transición de sus habitantes del modo de vida de caza y recolección hasta una sociedad más compleja. Aquí se pueden apreciar las primeras trazas de una organización política, social y religiosa y con conocimientos de matemáticas, arquitectura y geometría.

El Puente de Trajano es el mayor puente construido por los romanos sobre el río Danubio, con una longitud de casi kilómetro y medio. Construido por orden del emperador Trajano, servía como vía de suministros para las tropas que invadieron la región de Dacia. Durante más de un milenio siguió siendo el más largo de los puentes construidos.

La Tabula Trajana es una hermosa losa de roca tallada, en conmemoración del éxito en la invasión de Tracia por parte de las tropas de Trajano. La Tabula está en las Puertas de Hierro, dentro del Parque Nacional Đerdap, en las proximidades de la ciudad de Kladovo. Aunque hoy en día está en el interior del embalse de una presa, todavía es visible (y esperemos que lo siga siendo).

– Información práctica para viajar a Serbia

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Serbia



Deja tu comentario