El Castillo de Bratislava

Castillo de Bratislava

Dominando el paisaje de la ciudad , tanto que es apreciable desde casi cualquier punto de la misma, se recorta la silueta del Castillo de Bratislava, situado sobre una colina a orillas del Danubio y rodeado de hermosos jardines desde los que se puede contemplar la ciudad.

Las primeras referencias históricas que nos hablan de un asentamiento fortificado en esta colina (castillo de Brezalauspurc), parte de los «pequeños Cárpatos», nos llegan desde principios del siglo X. Cuando se produjo la caída del imperio de la Gran Moravia, el castillo pasó a manos de los húngaros, llegando a ser la morada del rey de Hungría. Construido en un lugar de importancia estratégica, sirve como vigía para quienes quieran seguir el curso del Danubio, y fue destruido por un incendio casi en su totalidad en 1811.

El castillo quedó en ruinas durante más de un siglo, hasta que se decidió su reconstrucción entre los años 1956 y 1968, pero las obras de reconstrucción no pudieron iniciarse hasta que se decidiera la utilidad del castillo tras la misma, decidiéndose finalmente por usarlo como sede del gobierno de Checoslovaquia y también como hogar del Parlamento Nacional (tras casi 20 años de indecisión). Para el proceso se decidió también el demoler completamente el antiguo y reconstruirlo, peor respetando la arquitectura que poseía en el siglo XVIII.

Actualmente no sólo se erige su figura como monumento, sino que en su interior funciona una parte del Museo Nacional Eslovaco, que nos muestra la historia del país, diversos objetos como muebles o decoraciones y un curioso apartado musical. Una de las colecciones que sobresale la de «Joyas de Eslovaquia a lo largo de la historia».

Foto vía: mundofotos

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Bratislava



Deja tu comentario