La Mezquita de Banya Bashi, en Sofía

Mezqiuta Banya Bashi

Pese a que una vez, la ciudad de Sofía llegó contar con casi 70 mezquitas, la de Banya Bashi es la única que aun continúa en pie, además de continuar con su actividad. Este hermoso edificio fue construido por Mimar Sinan, uno de los más finos arquitectos otomanos, a quien también se atribuye el diseño de la Mezquita del Sultán Selim, en Edirne, así como de la preciosa Mezquita Azul de Estambul.

La mezquita es un perfecto ejemplo de la arquitectura otomana, a la par que da un toque de color al centro de la agitada capital de Bulgaria, y aunque el exterior impresiona a simple vista por sus vivas tonalidades, en el interior nos espera un mayor despliegue de arte y elegancia.

En el interior, tanto el midrab como la pared del lado Este están cubiertas de brillantes azulejos color turquesa, adornados con textos del Corán. También hay un mosaico en el que se representa la Kaaba, orientando hacia la meca a los fieles que vengan a orar aquí.

En lo más alto se destaca una singular cúpula, que tuvo que ser reconstruida al finalizar la Era Soviética, y que había sido destruida durante esos años. Con un diámetro de 15 metros en la base de la cúpula, Banya Bashi es la única construcción en Bulgaria con base cuadrada y cúpula abovedada

Desde su minarete, el muecín llama a la oración cinco veces al día, mediante unos altavoces colocados en lo alto del minarete, y entre sus paredes se pueden llegar a congregar hasta 700 fieles, pudiendo darse el caso de que algunos se queden fuera por falta de espacio. Hay que tener en cuenta que la mezquita no es un lugar turístico, aunque respetando ciertas normas (quitarse los zapatos y no ir en las horas de oración) es posible entrar a ver sus exquisitas decoraciones interiores.

Foto vía: Dudva

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Bulgaria



Deja tu comentario