- Viaje a Europa del Este - https://viajeaeuropadeleste.com -

La Ciudad Nueva, corazón comercial de Praga

 

La ciudad Nueva (Nove Mesto), contrario de lo que puede dar a entender su nombre, es uno de los sectores con más historia de Praga. De los cuatro distritos históricos de la ciudad, es el más joven, también el más grande y espacioso. Su fundación data del año 1348, y estuvo a cargo del recordado emperador romano-germánico Carlos IV.

Su planificación y trazado tomó como base tres grandes espacios de vital importancia: La Plaza Senovazné (antiguo Mercado del Heno), la Plaza de Carlos IV (antiguo Mercado de Ganado, hoy la mayor plaza de Europa Central con siete hectáreas de extensión) y la Plaza Wenceslao (antiguo Mercado de Caballos). Sus calles con hasta 27 metros de ancho cumplieron como grandes soluciones de movilidad hasta la segunda mitad del siglo XX. El tamaño de la nueva ciudad era dos veces más grande que la Ciudad Vieja, siendo en sus comienzos habitada por comerciantes, artesanos y cerveceros.

Una de las principales finalidades de su construcción era para que sirviera como principal distrito comercial  de Praga, esencia que hoy en día se mantiene, ya que es posible encontrar una gran vida comercial, con hoteles, teatros, cines, museos y bancos, también tiendas de moda y un sinnúmero de variedades. La Ciudad Nueva cuenta además con un gran número de teatros, cines, museos y teatros de ópera.

Aunque originalmente predominó en sus edificaciones el estilo gótico, en el siglo XIX sufrió una importante renovación urbana, adquiriendo el aspecto que vemos en la actualidad,  con una variada mezcla de estilos.

El lugar más destacado de la Ciudad Nueva es la gran Plaza Wenceslao, la cual se encuentra rodeada de magnificas construcciones y dominada en un extremo por la estatua del rey Wenceslao frente al Museo Nacional.

Uno de sus paseos más reconocidos es Na Prìkopé, que divide la Ciudad Nueva de la Ciudad Vieja, posee una gran variedad de centros comerciales, restaurantes, bares y reconocidos sitios de entretenimiento.

Entre otros grandes atractivos, sobresale la Casa Danzante, un afamado edificio deconstructivista diseñado por Frank Gehry y Vlado Milunic, también están la Torre de la Pólvora, la Cervecería U Fleku, la Casa Municipal, la Opera Estatal, el Museo del Comunismo, el Hotel Europa y el Teatro Nacional.

Foto Vía luisvilla