Las Matrioskas, muñecas típicas rusas

Matrioskas

Uno de los souvenirs más clásicos y típicos que puedes traerte de Rusia son las típicas muñequitas de madera, las famosísimas Matrioskas. ¿Quién no las conoce? ¿Quién puede resistirse a comprar un juego de Matrioskas y lucirlo en la sala de casa? Estas muñecas no son empero muy antiguas pues fueron creadas en el siglo XIX, hacia 1890. Pero son únicas pues son huecas por dentro y la más grande encierra una más pequeña y esa otra más pequeña aún y así sucesivamente. La cantidad de muñecas puede variar mucho.

Se trata de muñecas coloridas, muy decoradas, que en ocasiones son todas iguales y en otras son todas distintas. ¿Cuántas matrioskas puede haber en una? Pues desde cinco hasta más de veinte, depende de si se trata de la Matrioska del Libro Guiness, por supuesto. Pero las turísticas no superan las veinte.

Las muñecas son en general de madera y están pintadas al óleo. La madera preferida es la del tilo y todas las muñecas matrioska deben ser del mismo bloque de madera. Se tallan con cinceles y torno, de la mas pequeña a la más grande, se las trata con aceite y después sí se las colorea.

Si cuando nacieron eran originales objetos de madera hoy el turismo las ha convertido en un símbolo de Rusia y han ido mucho más allá pues el colorido, los elementos decorativos y la cantidad de muñequitas dentro han traspasado sus límites originales.

Y hoy en día no sólo hay mujeres regordetas con caras simpáticas. En Moscú, por ejemplo, encuentras  muchas con el rostro de personajes famosos de la historia y la política rusa y del mundo entero.

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Rusia



Deja tu comentario