Częstochowa, meca de la peregrinación católica

czestochowa

Częstochowa es una pequeña ciudad industrial muy conocida por su espectacular vida cultural y religiosa, considerada por muchos como el hogar del patrimonio nacional polaco. Está sembrada de valiosos monumentos, cuenta muchos museos, nueve universidades y colegios y su población estudiantil alcanza a las 40.000 personas.

Su profusa vida cultural se expresa en numerosos eventos como el Festival Internacional de Música Sacra, la Trienal de Arte Sacro, el Festival de Violín Bronisław Huberman, el Festival de Primavera de Jazz Hot y la Fiesta de la vendimia. Pero si algo te resulta familiar, es porque aquí se encuentra la famosa y venerada imagen de la Virgen Negra.

A fines del siglo XIV, invitados por el príncipe Ladislao de Opole, llegaron desde Hungría los monjes paulinos, que establecieron un monasterio donde colocaron un milagros ícono de la Virgen María con Jesús en sus brazos.  Como resultado, Częstochowa se convirtió rápidamente en uno de los principales lugares de peregrinación.

Hasta ese momento, Częstochowa, cuyas primeras referencias escritas datan del siglo XIII, era un pequeño asentamiento sobre el río Warta, cruce de importantes rutas comerciales, y contaba con numerosos privilegios económicos, pero ganó su verdadera fama gracias al monasterio de Jasna Góra.

El monasterio de Jasna Góra es actualmente uno de los centros de peregrinación más importantes del mundo cristiano y el segundo más grande del culto mariano después del de Lourdes; cada año llegan aquí cuatro o cinco millones de visitantes, peregrinos y turistas. El foco de atracción es la colina de Jasna Góra y su Virgen negra a la que los devotos expresan su gratitud, deseos y plegarias. El complejo se encuentra a 293 metros de altura, y la ladera de la colina está ocupada por dos parques: el parque Stanisław Staszic, donde se realizó la primera Exposición de la Industria y Agricultura de Polonia en 1909, y el Parque el 3 de Mayo, a ambos lados de la avenida Henryk Sienkiewicz.

Otros lugares que integran el circuito religioso son la Iglesia de San Andrés y Santa Bárbara, fundada en 1637, de estilo barroco, donde comienza el camino hacia el santuario de Santa Bárbara; la avenida Virgen Santa, la más elegante de la ciudad, de 2 Km. de largo, con encantadoras casas de estilo neoclásico y vía principal de los peregrinos hacia el monasterio. También la Iglesia del Santo Nombre de María, junto a un monasterio neogótico, la Iglesia de San Jacobo que es uno de los santuarios más bellos de Częstochowa, y la Iglesia de San Segismundo, del siglo XIV, y la plaza Papa Juan Pablo II con la basílica de 100 metros de largo.

Foto: vía Juan Ardebol

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Polonia



Deja tu comentario