Como moverse por metro en Moscú

Metro de Moscú

Moverse por metro en la ciudad de Moscú implica una doble actividad: al mismo tiempo que nos desplazamos de un lugar a otro de la capital rusa, estamos descubriendo una de las más impresionantes obras de artes de la ciudad.

Construido durante el régimen de Stalin, el subsuelo de la capital rusa es un despliegue de lujo y diseño, así como uno de los más relevantes lugares de interés turístico.

Pero, independientemente de la belleza de las estaciones de metro y de su opulencia, lo cierto es que la única dificultad para moverse en metro por la ciudad es que nos acostumbremos a los caracteres cirílicos, de resto es una tarea muy sencilla.

También hay que recordar que el metro de Moscú es uno de los lugares más seguros de la ciudad, y salvo algún que otro incidente puntual, es extraño encontrar problemas o peleas, muchas de las veces relacionadas con el alcohol.

En primer lugar, es importante saber que las principales estaciones están a lo largo de la Línea Roja, así como en los alrededores del Anillo de Moscú. El precio de un abono por 20 viajes es de unos 460 rublos, y el de 10 viajes por 240 rublos.

El metro llega con bastante puntualidad, teniendo una mayor o menor frecuencia de viajes según la importancia de la parada y si es o no una hora punta. El promedio está entre un tren cada 2 minutos en horas punta, y uno cada 10, durante el resto del día.

A partir de la 1 de la mañana, el metro queda inactivo, y permanece cerrado hasta las 6:00, claro que este horario es general, pudiendo variar en alguna que otra estación. Es importante tener cuidado con esto, ya que si perdemos el último metro, podemos vernos en un aprieto hasta el día siguiente.

Foto vía: buhocratas

Imprimir

Etiquetas: , ,

Categorias: Rusia



Deja tu comentario