Qué comprar en Praga

Marionetas checas

Cuando viajamos a Praga podemos encontrar un enorme surtido de productos típicos con los que llenar nuestra maleta. Regalos para gente querida o para nosotros mismos que podremos escoger entre una gran selección de tiendas y comercios tradicionales.

Antes que nada cabe destacar que tenemos que ser conscientes del cambio de moneda. Hay muchas veces que nos dejamos arrastrar por la euforia y terminamos gastándonos un auténtico dineral en cosas que al cambio no salen tan bien de precio. Así pues intentemos siempre hacer la conversión para saber que estamos gastando en cada momento.

Entre las maravillas que podemos encontrar en la ciudad quizá la que más destaca es su cristal de bohemia. Y es que el cristal checo tiene una larga tradición y un valor reconocido internacionalmente. Aquí, en Praga, es posible encontrar lugares en los que adquirir piezas de cristal, joyas o bisutería a un precio bastante asequible.

Cabe destacar que el granate checo está considerado uno de los mejores del mundo, además también es un buen lugar para encontrar ámbar a buen precio (comprar la variedad báltica que es de mejor calidad). Así pues las joyas también son un punto fuerte en la lista de la compra de recuerdos.

Podemos acudir a Celetná Cristal, la casa de cristal oficial en la que se venden productos auténticos de la fábrica de cristal de Bohemia. Si bien su precio es más elevado, encontraremos piezas de Moser, Mottel, Egenber o Jablonec, cosa que quizá en otras tiendas no podamos hacer.

Otro de los grandes clásicos son las marionetas. Las marionetas inundan toda la ciudad. Cientos de puestos con un gran genero en el que encontraremos muñecos de toda clase, representando a figuras públicas o de ficción y elaboradas artesanalmente.

Las marionetas suelen ser caras. Una pequeña, bastante pequeña, puede ir de 10 a 15 euros. Por lo que las marionetas grandes quizá no merezcan mucho la pena.

Encontramos un buen sitio para comprar estos recuerdos en el Mercado de Havelsky Trh, allí además también hay una gran selección de juguetes artesanales hechos con madera y los precios no suelen ser muy elevados.

Las Matrioskas son originarias de Rusia, pero lo cierto es que están fuertemente ligadas a Praga, así que también encontraremos un buen arsenal de lugares en los que comprar este divertido recuerdo.

Quizá alguno esté más por la labor de adquirir cerveza; y es que en Praga, y toda la República Checa en general, la cerveza es un estilo de vida. Existen numerosas marcas, casi todas bastante fuertes pues aquí la bebida la toman con muchos grados. Podremos adquirir cerveza en cualquier supermercado, además, nos sorprenderemos con los precios pues este néctar aquí cuesta muy pero que muy poco.

Si preferimos los típicos recuerdos a modo de souvenir, encontraremos numerosas tiendas en el centro. Sobre todo desde la plaza vieja caminando hasta el puente de Carlos. Allí hay una gran selección de comercios en los que a pesar de contar con precios un tanto elevados encontraremos casi cualquier cosa que busquemos.

El horario comercial de Praga es de 8 de la mañana hasta las 8 de la noche, eso sí en las calles más comerciales. Cabe destacar que estas calles comerciales y sus tiendas permanecen abiertos durante los sábados y domingo.

PARA SABER MÁS DE LA CIUDAD…

Foto vía Marionety

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Republica Checa



Deja tu comentario