La Casa Müller, origen del estilo “raumplan”

Casa Muller en Praga

Entre 1928 y 1930 el arquitecto Adolf Loos construyó para el doctor Frantisek Müller una casa bajo las coordenadas del estilo “raumplan”. Este chalet, plagado de líneas rectas y simples y alta funcionalidad, conocido como la Casa Müller, pasaría a convertirse con el tiempo en una de las estructuras más representativas de la arquitectura del siglo XX la cual, según los especialistas, no tiene nada que se le parezca en toda la República Checa.

Por la particularidad de su diseño y por la importancia que ocupa dentro de la historia de la arquitectura del siglo XX, la Casa Müller es, entre las estructuras modernas, uno de los edificios más visitados por los turistas que llegan a Praga. Ubicada en la cuesta norte de las colinas, la villa está emplazada sobre un territorio empinado. Su frente no da al sol y en la parte norte se puede disfrutar de una gran panorámica.

Uno de los lados de la casa está liberado, por donde se observa una escalera de carácter público. Otras de las particularidades es que está tirada hacia el oeste, con el fin de dejar del lado este espacio para un jardín, el cual es protegido con un muro de contención que lo bordea. Allí se observa fuertemente la presencia de Loos, cuyas construcciones permitían la funcionalidad, combinando el estilo formal e íntimo con otro más conceptual.

Para el arquitecto esta vivienda era una de sus mejores obras y donde se originaron las ideas del “raumplan”, por medio del cual se piensan las habitaciones en relación a su importancia: así, cada una obtiene determinada forma, tamaño y altura del techo. Según este concepto, una sala de estar es mucho más importante que un dormitorio, por lo que la sala adquiere gran espacio mientras que el dormitorio se reduce a un espacio privado y de dimensiones mucho menos ampulosas. Estas construcciones mantienen un diseño espiralado, con un centro que determina el resto de los ambientes.

Dueño de conceptos duros, Loos definía a la arquitectura como la madre de todas las artes aplicadas. La casa que construyó para el doctor Frantisek Müller es ahora un museo, demostrando la trascendencia obtenida por su trabajo: está ubicado en la calle Nad Hradnim vodojemen al 14. Se organizan visitas con guía y se pueden reservar visitas privadas para grupos de estudiantes. Es interesante recorrerlo, ya que el lugar se encuentra decorado tal cual los imaginó por aquel entonces el propio Loos.

PARA CONOCER MEJOR LA CIUDAD

Imprimir

Etiquetas: ,

Categorias: Republica Checa



Deja tu comentario