Visita a los monumentos de Olsztyn

Olsztyn en Polonia

Olsztyn, fue una ciudad alemana que perteneció a Prusia Oriental hasta que terminó la Segunda Guerra Mundial. Ocupada por el ejército rojo en el año 1945, pasaría a formar parte de Polonia, con una ciudad completamente destruida y la expulsión inmediata de todos los alemanes que allí residían.

Largo y duro ha sido el trabajo en el que la ciudad se ha sumido para restaurar sus edificios, para intentar borrar las huellas del pasado turbio y oscuro. No obstante, gracias a que en poco tiempo se convirtió en el centro económico de la región, en parte por la fábrica de Michelin que hay en ella, la urbe conseguiría recuperar el esplendor con el que brillo mucho antes de la gran guerra.

Teniendo en cuenta la historia del lugar, no es de extrañar que dentro de sus límites encontremos visitas realmente interesantes. Por ejemplo, gracias a su pasado prusiano, podemos visitar un impresionante castillo de la Orden Teutónica.

El Castillo del Arzobispado de Warmia, es una edificación de estilo gótico construida aproximadamente en el siglo XIV. Símbolo de la ciudad, pertenecería al obispo de Warmia, protegido de la orden de los Caballeros Teutónicos.

Tras varios dueños más, el castillo sería la residencia nada más y nada menos que de Nicolás Copérnico. Así, el castillo sería el escenario de grandes investigaciones, teniendo como muestra un gran número de manuscritos así como una amplia colección de retratos entre otros objetos.

En la fortaleza podemos destacar además las impresionantes vistas desde la torre principal a toda la ciudad. Imprescindible en nuestro viaje.

Aunque este castillo es realmente hermoso, no es la única visita importante en la ciudad Polaca, ni de lejos. Aquí, también es interesante pasear por el Casco Antiguo, descubriendo así elementos como su Ayuntamiento, la Plazoleta de Mercado, las murallas o la puerta teutónica que formaba parte de la muralla, llamada Wysoka Brama.

En cuanto a las visitas de templos religiosos, Olsztyn también cuenta con algunos interesantes. Tenemos por ejemplo la oportunidad de visitar la preciosa Catedral de Santiago (Jakub), patrón de la ciudad.

Este lugar sería construido aproximadamente en la segunda mitad del siglo XIV con un estilo gótico. El paso del tiempo, los acontecimientos y su degradación hicieron que poco a poco fuera adoptando otros estilos, como el neogótico o incluso algo de renacentista en su interior.

Otra iglesia importante es la del Sagrado Corazón de Jesús, quizá una de las más antiguas y bellas de la ciudad. Diseñada por Fritz Heitmann, cuenta con un evidente estilo gótico que se aprecia con sus terminaciones puntiagudas, sus torres y los remates de su fachada.

Aunque como podemos ver, visitas culturales e históricas no nos faltarán, hay que destacar que esta ciudad se sitúa en una zona conocida como la zona de los mil lagos, sobrenombre que sin lugar a dudas está bastante acertado pues sólo en el municipio ya hay unos 11.

Además, la ciudad está rodeada por enormes y extensos bosques, espacios naturales que le confieren un paisaje de ensueño.

Otras ciudades polacas:

Foto vía: Polandmfa

Imprimir

Etiquetas:

Categorias: Polonia



Deja tu comentario